Inviolable libertad de ideas

Inviolable libertad de ideas

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza

Inviolable libertad de ideas

Este siete de junio fue el Día de la Libertad de Expresión que, en México se celebra desde principios de los años 50, por ser considera como un derecho fundamental para los mexicanos que debe atender a la naturaleza humana en virtud de que, expresarse, opinar, comunicar y hablar sobre los temas que la sociedad tiene en su agenda, no debe ser motivo de reprimendas, descalificación, burla o molestado por aquello que piense.

Además, en el país, la comunicación es uno de los elementos que mayor valor tienen, porque representa la estabilidad personal, familiar y social en la forma más amplia que pueda verse, nadie puede estar fuera de la libertad de expresión y de comunicación.

La Constitución Política de México otorga garantías a la libertad de expresión a partir del contenido de sus Artículos sexto y séptimo.

El sexto precisa que, la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será́ ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será́ garantizado por el Estado.

En el 2013 le adicionaron a este mismo artículo que, toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así́ como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión.

También que, el Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así́ como, a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet. Para tales efectos, el Estado establecerá́ condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios.

Además, el Artículo Séptimo Constitucional remacha todo sobre la libertad de expresión porque precisa que, es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio.

El siete de junio de cada año, los comunicadores del país recuerdan mucho la importancia que tiene celebrar el Día de la Libertad de Expresión, en virtud de que, son ellos quienes más hacen uso de ese derecho, porque tienen la oportunidad de llevar la información que la sociedad demanda, porque a partir de ella logra establecer sus propias ideas de los temas que están en las actividades del día a día de las y los mexicanos.

Nada es más agradable que voltear a ver la gran libertad de expresión que existe en el país y que, con el uso de las redes sociales se ha llegado a pensar en que ha superado los límites marcados por la misma sociedad, de manera que, los comunicadores de profesión llegan a considerar la libertad rosa en el libertinaje, aunque, por fortuna no ha llegado al enfrentamiento entre los protagonistas de ideas radicales y quienes se convirtieron en sus críticos.

La libertad de expresión, desde el marco legal que tiene en México, debería estar libre de riesgos, sin embargo, profesionales de la información enfrentan desafíos de autoridades, algunas de las cuales hasta les exhiben para tatar de aliviar sus culpas frente a la sociedad y aquellos ciudadanos que viven el margen de la Ley llegan a considerar a los representantes de medios de comunicación como adversarios a quienes se debe combatir, cuando en realidad hacen uso de su libertad de informar con datos que la población necesita saber.

Existen quienes creen que la libertad de expresión en el mundo ha cambiado, quizá sí, porque más la ejercen y muchos de forma irresponsable, factor que obliga a mantener un alto grado de credibilidad en los profesionales de la comunicación, porque son formadores de opinión y la sociedad siempre está de su lado.

En medio de esa gran libertad de expresión que hay en México, los ciudadanos aprendieron ya a tomar las cosas de quien vienen y para fortuna de los hacedores de opinión son quienes se quedan con la confianza de los ciudadanos, por ello, la aportación de las redes sociales es demasiado volátil.

Es grandiosa la libertad de expresión, es inviolable para difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio, está escrito en la Constitución y es ejercido por profesionales en medios de comunicación formales, ya sea escritos o electrónicos.

Además, es asunto de tacto, de estilo y de forjar una trayectoria de credibilidad que permite fortalecer a la sociedad en su conjunto y, para desgracia de quienes creen que cualquiera puede colocar información en las redes sociales y que los leerán, esto no funciona así, redes sociales efímeras no fortalecen a la sociedad, la dividen.

En el Día de la Libertad de Expresión es válido generar un espacio para quienes dejaron de ejercer la libertad de expresión por razones de inseguridad y de quienes son cuestionados o perseguidos.

Tamaulipas tiene una gran libertad para las ideas, la expresión, información y opinión y por fortuna la sociedad cree en periodistas y medios de comunicación formales

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.